MI BLOG DE NOTAS

… me obligo a aceptar todos los párrafos porque se me han ocurrido!

Churín, Churín funflais…

with 4 comments

img478/4375/fuentenz5.jpgA 210 Km al noroeste de Lima, tomando inicialmente la carretera Panamericana norte y luego un desvío afirmado hacia el este, se encuentra Churín, un pintoresco poblado interandino famoso por sus fuentes termomedicinales que se encuentra a 2,080 m.s.n.m.. Hasta aquí llegan, cada fin de semana, cientos de visitantes para disfrutar del aire puro, del espectacular paisaje de las serranías y de los beneficios sanatorios de sus proverbiales piscinas de agua caliente. Desde Churín la carretera se interna en los Andes hacia un sinnúmero de poblados tradicionales. Destacan entre ellos Andajes, famoso por su manjarblanco, y los sitios arqueológicos de Ninash, Kukun, Antasway y Kuray. Además en Huacho sin Pescado (3.200 m.s.n.m), frente al imponente nevado Yarahuayna, se encuentran los restos pre-incas de Antamarca y Chaulín, en excelente estado de conservación. Para los amantes de la pesca deportiva está la laguna de Wayo (truchas) y para los andinistas las imponentes cumbres de la Cordillera Raura (sobre los 5700 m.s.n.m.).

Fuente: http://www.educared.net/asp/aulasunidas/pagines/escaparate/114/1/100114_1.htm

Bitácora de viaje

Día 1

El bus partía a las 7am., por lo q ese día nos levantamos temprano. Aún tenía algo inflamado el tobillo (el día anterior, medio q me lo había torcido) y apretaba algo los dientes al caminar. Como siempre, el espeso de mi papá se demoró asegurando hasta el último de los candados… dudo q algún ratero esté lo suficientemente ocioso como para decidirse entrar (mi casa tiene más llaves q el último juego de El baúl de la felicidad…). También como siempre, salimos en dos turnos (sólo por si acaso… grrr, detesto cuando vamos de viaje con todo el circo, es mucho más cómodo y sin tantas tonteras cuando sólo nos vamos mi mamá, mi hermana y yo… en fin, PACIENCIA).

LLegamos a la terminal. El ómnibus más decente era el Beteta. Subimos y nos ubicamos al fondo. Mi hermana se ubicó entre mi mamá y yo (yo no pensaba renunciar a la ventana y ella no quería pasillo…). La niña sacó luego su tablero de ajedrez… por cierto, no imantado. Sin comentarios. Tuvo suerte de q no se le cayeran todas las piezas, (aunque yo en secreto intentaba hacer, por una vez en la vida, q la telekinesis me sirviera…). Mi mamá me pasó una sección del periódico, q cerraría de improviso al darme cuenta de los horribles baches de la carretera (les mencioné además q estábamos en el ÚLTIMO asiento del carro? una fruna katoinga no hubiera saltado tanto!). Aún faltaban 5 horas… Miré de nuevo a mi hermana, sentada a mi costado… éste sería un viaje muy largo…

Poco más allá del medio día llegamos. Sentía un poco rara la nariz, creo q era x culpa del polvo y la altura (no mucha pero, al fin y al cabo, altura). Siguiente problema, hospedaje (eso y q mi celular, al parecer, estaba muerto TT). No hay muy buenos sitios para quedarse en Churín, pero x Internet habíamos ubicado un hotel al parecer decente, así q allí nos dirigimos… sólo para darnos cuenta q se trataba en realidad de una burda estafa. Buscamos otro. “El Manantial” era nuevo, pero al parecer bueno.

Luego de acomodarnos, pasamos a buscar el lugar de almuerzo. Así, llegamos hasta la piscigranja “El Edén”(hay premio para quien me responda q es una piscigranja XD). Comimos Pachamanca y tomamos algunas fotos. El paisaje era bonito, si les agrada el color verde. No sé q michi de diferente le vio mi papá a un insulso cerro plano q más parecía un intento de triángulo deformado: “Tómale fotos”. “No quiero”. Mi mamá: “Carmen, ¡tómale fotos!”. Le tomé fotos.

Luego de eso, decidimos inspeccionar un poco más los diferentes lugares q parecieran interesantes dentro del pueblito. Caminamos unos 15 minutos hasta el “Velo de la Novia” (nuestro primer intento de búsqueda de aguas termales). Otra estafa, pero una estafa bonita al fin y al cabo (xque con todo, había q mirar). No teníamos pensado (y de hecho no lo hicimos) bañarnos ahí, así q sólo paseamos. Seguimos tomando fotos en tanto yo, con mi torpeza habitual y mi tobillo lesionado, me desplazaba estilo Lindsay Sydney Greenbush en medio de tanta flor, pasto y piedras (han visto la apertura de la Familia Ingalls? ya, yo parecía Carrie, la más chiquita…). Unas pequeñas fuentes y mini cavernas llamaron mi atención. Aaaaaaaaaaah! Tengo “foto familiar”… a q no se lo esperaban? (aquí cabe acotar q sólo los q verdaderamente me conocen de seguro y se reirán…^^).

De regreso, vi un letrerito en una de las casitas q rezaba GREDA PARA EL CABELLO. Yo, recordando mi pelo ahora pajoso: “Mamá, necesito greda”. “Ahora no hija, mañana”. “Buuu, no te vas a acordar”. Nos inscribimos en un tour para Andahuasi, famoso x sus aguas termomedicinales, para las 8:30am del día sgte. Fuimos luego a tomar lonche. Encontramos a una señora bastante amigable con unos productos riquísimos q nos empezó a informar de las peculiaridades del lugar. El queso y el manjar son deliciosos, exijan Andajes.

Nos retiramos a dormir relativamente temprano (+ ó – 9pm). Horror, al llegar al hotel, se había malogrado el agua caliente. Aunado a ello, el cuarto estaba invadido por los mosquitos (la ventana se había quedado toda la tarde abierta). Mis papás llamaron a recepción para quejarse y ponerle solución al problema. Los mosquitos se fueron (QEPD), pero nos bañamos con agua fría.

Día 2

Mi papá hace DEMASIADO ruido al levantarse. Nos despertamos todos. Mi mamá me abrazó en medio de la oscuridad (e hizo un gracioso intento de cantarme “Happy Birthday”, pero intuyo q vio mi cara). Recordé q era mi cumpleaños. Miré mi celular, seguía muerto.

Desayunamos rápidamente donde la misma señora de ayer. La combi salía 8:30 en punto. Me agradaron los compañeros de excursión, en especial el guía, bastante conversador. Sin embargo, si el viaje de ida a Churín nos pareció accidentado, es q no habíamos ido a Andahuasi. Entre los abismos, rocas y desfiladeros pues… bueno ^^’. No obstante, yo era la menos preocupada. Nunca me han dado miedo las alturas. No sé por qué, pero al mirar uno de los precipicios, simplemente pensé en la película Viven. Intenté figurarme cuál sería el primero en comerme.

Pasamos cerca de un precioso río lleno de pequeñas cascadas y vimos algunos camiones regresando de la mina. El cuarzo y no sé qué otra piedra son allí abundantes (y, en el extranjero, bastante requeridos y valiosos). El guía nos contó q Fujimori y Keiko solían visitar mucho el sitio y q, incluso, Keiko era accionista de la mina. Fujimori, por su parte, había mandado construir la infraestructura de los baños a los cuales nos dirigíamos y le había tenido mucho cariño a aquel pueblo. Es decir, él y Chábeli Iglesias le habían tenido mucho cariño… Ni se les ocurra hablar mal de Fujimori al lado de puros fujimoristas y frente a un precipicio.

Llegamos a las 11am. El paisaje allí sí q era hermoso. Estábamos ya en los baños presidenciales de hierro y cobalto, el punto más alto dentro de esas montañas. Cursimente, me puse a tararear “the hills are alive with the sound of music…”. Escogimos el cuarto de baño más bonito y entramos.

Las aguas estaban bastante calientes, por un momento y perdí algo del aliento. Lo recuperé lo suficiente como para disfrutar del agua y relajarme. Lo q no me gustó fue ver a tantos extraños tan cerca. Hubiera deseado más privacidad.

De regreso, nos detuvimos en un pequeño restaurante turístico. Descubrí q me agradaba el chicharrón de trucha. En el camino, compramos unos pancitos de maíz, hechos a leña, deliciosos. Más q eso, recuerdo poco, me la pasé durmiendo. Al llegar, tenía la espalda medio molida. Nos dirigimos a tomar de nuevo lonche. No se me antojaba nada. Algo en el atardecer me hizo recordar q era mi cumpleaños y me sentí melancólica. “Mamá, no te vayas a olvidar comprarme la greda…”.

De vuelta en el hotel, el problema del agua caliente aún no se había solucionado. Mi mamá se veía medio irritada (para esto, mi mamá tiene un carácter muy parecido al de Emily, la abuela de Gilmore Girls, sólo q más tratable y simpática). Lucía (la otra hija de mis papás, por siaca) tenía sed y salió con ella a comprar agua mineral. Como no había tomado lonche, mi mamá me preguntó si quería algo. Le dije sin pensar: “Yogurt con corn flakes…”. Me quedé con mi papá y aproveché de ver Candy.

Casi una hora después, mi madre estuvo de vuelta. Mi papá le preguntó q por qué se había demorado tanto, q se había preocupado. Mi mamá me dio mi yogurt y le dijo: “Me demoré buscando el yogurt. Tú ya cenastes, pero la ‘santa’ no ha comido nada”. Me emocioné. Mi mamá se había recorrido todo el pueblo buscando el yogurt…

Antes de dormir, le pedí a mi mamá q por una vez en la vida hiciera memoria (no es buena recordando y detesta esforzarse en hacerlo) q me contara cosas de mí cuando era niña. Se demoró pensándolo. Con algo de esfuerzo, le saqué q había demorado casi 12 horas en nacer… lo mejor de todo es q me contó sobre mi abuelo. El detallista y siempre delicado de mi abuelo, muerto hace casi 13 años. Mi mamá tiene mucho de su carácter, siempre pensando primero en los demás antes q en sí mismo. No hay demasiados hombres así. Ya lo quería, pero esa noche lo quise más.


Día 3

Mi papá amaneció mal. Intuimos q fue la chirimoya q se comió, así q fue su culpa. Ello no evitó q fuéramos a desayunar y a comprar manjar, quesos, alfajores y chucherías diversas. El carro salía a las 11am, y ya no teníamos demasiado tiempo, pues ese día nos levantamos tarde. Miré una vez más las montañas alrededor del pueblo. Me sentí claustrofóbica. “Mamá, no te olvides de…”.

Nos olvidamos de la greda. El bus estaba a punto de salir cuando llegamos a la Terminal. Nos topamos con la ingrata sorpresa, sin embargo, de q se habían robado nuestros asientos. Mi mamá expulsó a los intrusos de allí y puso orden al estilo Jesús botando a los mercaderes del templo (je, je)… Esta vez nos sentamos al medio y yo fui con mi mamá. El viaje transcurrió sin menores complicaciones (aunque a Lucía se le volvió a ocurrir la genial idea de sacar de nuevo su ajedrez perdiendo, -yeeeh!- una ficha… aunque luego la volvió a encontrar -buuu-). Ya no me dolía el tobillo.

Me alegré en el alma cuando casi tres horas después recuperé la señal del cell y x fin entraron todos mis mensajes de cumpleaños ^^. Al pasar x Pasamayo y ver la playa, fui todavía más feliz: Lima, la horrible, estaba cerca. En síntesis, mi casa, mi cama, mi cable, mi Internet, mi agua caliente! y mi vida estaban cerca. Sin importar o no la greda.




NOTA 1: Hasta aquí, la experiencia de mi corto viaje narrada de la forma más amena q pude encontrar para contarla. Como verán, me gustó pero… PREFIERO MI CASA. Ya lo dijo Dorothy: “No hay mejor lugar q el hogar”.

NOTA 2: Se puede saber q michi le ha pasado al formato de los spaces??? He tenido q cambiar mi fondo a uno más sencillo, ya q el q tenía se combinó con un feo color verde… En fin, ya me quejé con Microsoft Spaces… no se puede hacer nada al respecto, rayos. Igual está bonito, no? NO?

Anuncios

Written by MariCarmen

4 agosto, 2006 a 21:51

Publicado en Sin categoría

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ah, los viajes a provincias… algo que ya dificilmente disfrutaré/sufriré.Que encantador que pasaras por todo ello en visperas y durante tu cumpleanyos. Aunque supongo que tambien ha de ser agradable el liberarse de la ruidosa ciudad de vez en cuando. Excelente narracion, me hiciste extranyar la trucha U___U. Tu blog se ve… se ve… creo que se veia mejor antes, aunque no puedo decir mucho, el mio tampoco esta mejor >.<

    Diego

    6 agosto, 2006 at 4:20

  2. ¿Qué es Greda? qué mate de risa tu viaje, ojalá que podamos viajar juntas un fin de semana para mi cumple. Ahorren!!!!

    julia alejandra

    10 agosto, 2006 at 14:44

  3. Greda? Pes eso mismo me pregunto yo! TT (no ves q nunca la llegué a ver en vivo y en directo?).Hasta donde sé, es una sustancia muy buena para tu cabello (q si lo tienes con tendencia a la resequedad como yo, no sabes como sirve!) pero jamás la vi la cara.Vacaciones mucas? mmmm….habrá q pensarlo, no sería mala idea (aunque con nuestro limitado presupuesto fácil y simplemente nos vamos a Huachipa… ey, algo es algo! ^^\’).

    MariCarmen

    11 agosto, 2006 at 10:46

  4. genial tu narracion, me divirtio mucho. Me voy a churinnnnn

    omar

    18 diciembre, 2011 at 21:29


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: