MI BLOG DE NOTAS

… me obligo a aceptar todos los párrafos porque se me han ocurrido!

Un poco de feminismo… (tratando de q el asunto sea mejor entendido)

with 3 comments

Este ciclo, sin duda alguna, mi curso favorito es el de "Género y poder" ^^. En síntesis, trata básicamente de la concepción q suele tenerse de uno y otro género, los roles tradicionales asumidos y de porqué uno ha oprimido al otro (ya saben cuál) a través de la historia por tanto tiempo…

 
Y si algo tengo ahora, más q nunca, muy en claro, es q no se nace mujer, sino q se hace: estamos limitados por nuestra cultura y los estereotipos q en ella subyacen. No hay nada q sea "natural" y ya te ves imbuido, quieras o no desde q naces. Tu posición en el mundo ya está delimitada al nacer y claro q ya depende de ti moverte, pero partiendo de un tablero en el q ya hay reglas de juego… (todo esto es tan obvio, pero ay, en la práctica lo olvidamos tantas veces!!!).
 
He descubierto a Mary Wolstonecraft ("la abuelita de Frankenstein", sipo xque fue la mamá de Mary Shelley XD), Virginia Woolf y últimamente a Simone de Beauvoir y he quedado conmovida por el pensamiento tan crítico y abierto respecto a su propia situación de "mujer". Prácticamente todas (excepto quizás Simone q ya es más contemporánea) son autoras de la época victoriana y ay! q razón tenían. Todas le dieron importancia al hecho de "tener un cuarto propio": educación e independencia económica que conllevara a la capacidad de decisión y, por ende, el poder de tomar las riendas de su propia vida. El ya no estar sujeta a la misión impuesta de lavarle la ropa interior al marido de responsabilizarse de los críos daría tanto tiempo para pensar! para meditar, para escribir, para soñar! *.*
 
Aquí unas ideas de Simoncita de Beauvoir, a modo de resumen de la Introducción de un libro provocativo e interesantísimo q pronto quiero pronto comprarme (me han dateado q está sólo S/.15 soles en el Centro *.*) llamado El segundo sexo:
 
Todo ser humano hembra no es necesariamente una mujer, tiene que participar de esa realidad misteriosa y amenazada que es la feminidad. La mujer es, como el hombre, un ser humano, pero tal afirmación es abstracta, el hecho es que todo ser humano está siempre situado. Al respecto, se entienda sin embargo que el hecho de ser hombre no es una singularidad: un hombre está en su derecho de serlo; es la mujer la que está en la sinrazón. Así, hay un “tipo humano absoluto” que es el masculino. El cuerpo de la mujer es visto como un obstáculo, una cárcel. Él es el Sujeto, él es lo Absoluto; ella es lo Otro.
 
–> Nota sobre esto: se parte de q el mundo siempre se ha pensado en dualidades opuestas: Día – noche, luz – oscuridad, bonito – feo, etc. Y siempre hay una cosa q es predominante, es "la q define" (el Uno), su contrario es "lo q es definido en base a este Uno, por tanto, su contrario, vendría a ser el Otro. El Uno vendría a ser como un modelo, un principal "lo ideal". En este sentido, la mujer, a lo largo de muchas épocas ha sido sólo una sombra (desde el lenguaje ya que en muchos casos, decir "el hombre" comprende también referirse a todos los representantes de la humanidad -sipo, mujeres entre ellos -.-‘).  Las mujeres, así mismo, no tenemos Historia propia, la Historia, como se conoce, ha sido la de las hazañas y desventuras del hombre, viéndonos como un agregado, supeditado a las necesidades propias del texto ("la madre de", "la hija de", "la esposa de", "la puta de"…). Incluso, de ahí el título del libro, haciendo más q nada alusión al "segundo lugar que siempre hemos ocupado".
 
La alteridad es una categoría fundamental del pensamiento humano. Ninguna colectividad se define como Una sin colocar inmediatamente en frente a la Otra. ¿Cómo es posible que la reciprocidad no se haya planteado entre ambos sexos? Si la mujer se descubre como inesencial que jamás retorna a lo esencial es porque ella misma no realiza ese retorno. La acción de las mujeres no ha sido jamás si no una agitación simbólica, y no han obtenido más que lo que los hombres han obtenido bien a darles; no han obtenido nada: simplemente han recibido. Y es que las mujeres carecen de los medios para formar una unidad que se afirmaría al oponerse. Viven entre los hombres, atadas. El vínculo que la une a sus opresores no es comparable a ningún otro.
–> Plantea q nunca se ha estado a la par, q el sexo masculino ha sido siempre el modelo, "lo esencial", de lo cual se parte para darnos de ahí nuestro lugar. Y bueno, claro q ha habido luchas de mujeres por cosas como el derecho a voto por ejemplo, pero… quién se lo ha concedido? pues la sociedad comandada x los hombres (acuérdense de eso de "Los derechos del hombre y del ciudadano"!). Ahora, en el caso de comunidades marginadas como los judíos o los esclavos negros, éstos han sido razas q, de algún modo, siempre han podido congregarse aparte, organizarse, tener toda una historia e identidad de "pueblo"… En cambio, q historia de mujeres se ha visto alejada de la de los hombres? Acaso hay una comunidad global de mujeres? Acaso pueden vivir las mujeres apartadas de los hombres? Los asháninkas, por ejemplo, pueden aislarse como pueblo, pero las mujeres, al no ser un pueblo, jamás estarán en conjunto, como una sociedad, solas (además, la idea no es esa tampoco).
 
La mujer es lo Otro en el corazón de una totalidad cuyos dos términos son necesarios el uno para el otro. La necesidad biológica –deseo sexual y deseo de posteridad- que sitúa al macho bajo la dependencia de la hembra, no ha liberado socialmente a la mujer. Los dos sexos jamás han compartido el mundo por igual y, todavía hoy, a pesar de que su situación está evolucionando, la mujer tropieza con graves desventajas.
 
–> El hombre, en un inicio, necesitaba de quien se ocupase de él y de sus hijos. Por tanto, no le convenía que ésta fuese libre.
 
Los varones han considerado su privilegio fundado en lo absoluto y en la eternidad. Las religiones inventadas por los hombres reflejan esta voluntad de dominación. Montaigne comprendió perfectamente lo arbitrario e injusto de la suerte asignada a la mujer: "Las mujeres no dejan de tener razón en absoluto cuando rechazan las normas que se ha introducido en el mundo, tanto más cuanto han sido los hombres quienes las han hecho sin ellas".
 
–> La religión católica es un buen ejemplo. Casi todos los personajes ilustres de la Biblia son hombres, las mujeres en su mayoría están ahí para dar hijos. Dios no debería tener sexo, pero siempre es representado como hombre. La función de la Virgen María es ser "madre del hijo de Dios" y la Magdalena es considerada "puta" (aunq en el libro mismo no hay claras aseveraciones de q lo sea!). La virginidad, el matrimonio católico y la concepción tradicional del amor romántico (la damisela en apuros esperando al príncipe q vendrá a salvarla seguida de la boda fastuosa y el "vivieron felices x siempre") sería otra vaina igual destinada a mantener (mediante el engañado ensueño) las ataduras.
 
Pero aún aquellos a quienes no intimidan sus semejantes, el mito de la Mujer, de lo Otro, les es caro por muchas razones: no quieren perder sus privilegios. Muchas mujeres afirman con cuasi buena fe que las mujeres son las iguales del hombre y que no tienen nada que reivindicar, pero al mismo tiempo sostienen que las mujeres jamás podrán ser las iguales del hombre y que sus reivindicaciones son vanas. Ahora bien, lo que define de una manera singular la situación de la mujer es que, siendo como todo ser humano una libertad autónoma, se descubre y se elige en un mundo donde los hombres le imponen que se asuma como lo Otro: se pretende fijarla en objeto y consagrarla a la inmanencia, ya que su trascendencia será perpetuamente trascendida por otra conciencia esencial y soberana. El drama de la mujer, entonces, consiste en ese conflicto entre la reivindicación fundamental de todo sujeto que se plantee siempre como lo esencial y las exigencias de una situación que la constituye como inesencial.
 
–> Conclusión, las benditas oposiciones, aunadas a la tradición q viene de siglos (reforzada por la mayoría de las novelas mexicanas y demás XD) harán q esta situación se mantenga a nivel mundial x mucho tiempo más -.-‘. Ojo q este libro fue escrito en pleno siglo XX. Se ha avanzado un montón, la idea no es ser iguales al hombre, sino q, en nuestra diferencia, podamos ser igual de esenciales.
 
Rosa rojaQuien lee a Simone la imaginaría como una mujer ahombrada y amargada, pero la verdad es q ese es el estereotipo q se la ha dado a las feministas durante mucho tiempo para descalificarlas, ridiculizarlas y hasta asustarlas (claro, q no asusta más a una mujer q lo estético? XD). Buena parte de esa publicidad tan negativa, po supuesto, devino más q nada de los americanos en su intento por hacer q sus esposas sigan siendo sus esclavas -.-‘… Pero una verdadera feminista no es una mujer espaldona y bigotuda con pantalón y saco: una verdadera feminista sólo pide igualdad en cuestiones de esencialidad, derechos y oportunidades. No se trata de declararle la guerra a los hombres (es más, después de todo, muchos de los actuales están completamente de acuerdo con esto), se trata de compartir el mundo y de vivir en paz.
 
Les intimida en algo la expresión algo fría de la mujer de la carátula del libro? Les mostraré otra cara de Simone de Beauvoir. Ésta: 
 
La imagen en cuestión salió publicada más o menos recientemente (a pocos años de su muerte, acaecida en 1986), siendo tomada por un amigo suyo. Entendemos que tiene dos caras? La pública, la seria, la "visible", la aún atada a los convencionalismos… y luego esta otra, andando calata por su casa (eto, ahora q recuerdo, según lo q me dijeron creo q ni siquiera era suya ^^’), libre como quizás nunca pudo ser en público (comprenderán q después de lo escrito arriba medio mundo la tachó de todo y había, claro está, un perfil bajo q guardar).
 
Simone de Beauvoir, como todas, como ella misma afirmaba, no nació mujer, sino que "la hicieron mujer", educándola a través de prejuicios y concepciones arcaicas que le indicaban lo que "le corresponde" a uno y a otro sexo. Así, mientras a ellos se les inculca el trascender a través de sus acciones, a individualizarse; a ellas se les insta a ser dependientes, consagrarse por la vida que engendran y conservarla. Por ello, la Beauvoir procederá en su obra a exponer todos los mitos sobre la mujer que la historia ha generado para educarla y moldearla según necesidades e intereses ajenos, junto con derribar los argumentos con los cuales se ha justificado sus acciones, ya sean biológicos, psíquicos, sociales o religiosos. Pero como dicen x ahí, "en casa de herrero, cuchillo de palo", pues sus amores de toda la vida con el Jean-Paul Sartre, aún liberados de varios convencionalismos fueron tan contradictorios, tan dolorosos, tan confusos… Creo q en el fondo, ella seguía creyendo en el asunto de "la otra mitad", de "la entrega total". Es q, aunque te des cuenta de tú no has pensado algo, sino q "te han enseñado a pensarlo" es tan difícil liberarte de ello! Como el asunto de la religión, no creo q la católica q lea estas páginas desista de la ilusión de casarse de blanco en una gran iglesia acompañada del novio y el familión (analicen incluso el rito: nadie entrega al novio, pero a él, "le entregan" a la novia -y no, no lo hace su madre, lo hace su padre!-… hasta la pedida de mano, incluso, q fiasco!).
 
El segundo sexo es una bomba para el sistema patriarcal. Y vaya q su legado es inmenso.
 

Anuncios

Written by MariCarmen

13 septiembre, 2008 a 17:35

Publicado en Sin categoría

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. "la idea no es ser iguales al hombre, sino q, en nuestra diferencia, podamos ser igual de esenciales"
     
    Esto es lo que más me ha gustado y llamado la atención. He leído tantas tonterías y verdades feministas que ya me cansó bastante el tema, y sinceramente odio a las feministas estereotipadas que le hacen la guerra a los hombres (no a las que lucen como machonas -__-U).
     
    Una mujer debe disfrutar ser mujer y vivir a pleno su femineidad (así se escribe?) no desvincularse de los hombres para no lavarles los calzones, sino más bien enseñarles a que lo laven ellos mismos y los tuyos de paso, o lavarlos por turnos. Como dijo Isabell Allende en Paula, no intentar abarcar todo (madre, esposa, trabajo, vida social, ama de casa, etc) porque terminas exhausta, sino compartir esas tareas con tu ser amado (ya no necesariamente matrimonio de por medio). A don fulano ya le dije, yo cocino, tu lavas XD

    julia alejandra

    15 septiembre, 2008 at 14:16

  2. Pos io recientemente he aprendido q las "feministas estereotipadas" en realidad no son feministas, son más bien "hembristas" (q vendría a ser lo contrario de "machistas"). Las hembristas, así como los machistas, no quieren ser iguales, quieren ser superiores.
     
    Io lo escribo "feminidad" (así lo he visto más veces escrito). Sin embargo, no comparto tanto eso de disfrutar ser hombre o disfrutar ser mujer… el sexo es otra característica limitante (ya q hay toda una serie de ascepciones acerca de lo q debe ser y no propio de lo masculino y femenino en cada sociedad), x lo q prefiero simplemente decir q uno "debe aprendar a disfrutar de uno mismo".
     
    Totalmente de acuerdo en lo del reparto de las resposabilidades. Y en cuanto a lo del matrimonio, si bien en cuanto mí no se aplicaría nunca una ceremonia católica, pos sí le doy importancia al Civil ya q eso te garantiza toda una serie de derechos (y claro está, deberes -.-\’) q te benefician más q siendo simple conviviente. En todo caso, es una cuestión de conveniencias… (como dicen x ahí "papelito manda"). Una pareja se puede querer mucho en un determinado momento, pero uno nunca sabe q puede pasar a futuro y por fines, más bien prácticos, creo q sí es muy conveniente… (y de paso q, aprovechando, puedes hacer tu propia ceremonia ritual, muy al estilo de los contrayentes q haga del momento algo único… ay sho debería poner un negocio de montar bodas locas caray… tengo una amiga a la q le gustó la idea q le propuse de casarse de oso panda… y ahora q la pienso sería tan lindo organizarla ^^!!!).

    MariCarmen

    15 septiembre, 2008 at 23:23

  3. Buen punto eso de disfrutar de uno mismo.
     
    En cuanto a ceremonias, la gente ya no cree en el matrimonio, yo más bien no creo en la convivencia, es un paso muy serio para una relación solo de novios, y si terminan, alguno se tiene que mudar, es mucha vaina. Yo preferiría no tener un matrimonio civil, porque se puede disolver, es más una unión de bienes que otra cosa. Una unión religiosa en cambio es una unión divina de almas, y es indisoluble (bueno, casi indisoluble), es de por vida, y para los que de verdad se aman, hasta más allá de la muerte. Quizá soy demasiado romántica en ese punto y deberé tener mucho cuidado con el papeleo, pero así tampoco pierdo mi apellido si no me gusta el de mi esposo XDXD XD

    julia alejandra

    17 septiembre, 2008 at 14:19


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: