MI BLOG DE NOTAS

… me obligo a aceptar todos los párrafos porque se me han ocurrido!

Sobre las elecciones, algunas reflexiones (parte 1)

with 2 comments

Un temor presente en los limeños de hace décadas, en la Lima de Vargas Llosa, de digamos los 50s, 60s y 70s era el de que “los cerros” llegaran a “tomar” la “ciudad”. Porque lo que hoy conocemos como Lima, contando cada cono, no tenía precisamente en cuenta a todos los distritos de aquel entonces. La “ciudad,” así, era principalmente representada en aquel entonces por Miraflores y uno que otro distrito aledaño (como San Isidro y Barranco) que suplantaron, de a pocos, al centro como residencia de las élites. La “indiada” en cambio, vivía en aquel entonces en distritos como Lince, al cual los niños bien miraflorinos apenas si se acercaban y si acaso se atrevían a dirigirse por esos lares, era, generalmente para, en plan de juerga, “levantarse” a alguien.

Observando cualquier mapa de Lima, vemos donde se funda este temor. Los distritos donde se ubican hoy en día, en su mayoría, los representantes de los niveles socioeconómicos A, B y C (la Lima más tradicional donde ganó de manera aplastante PPK) se hayan bien al centro de la ciudad y, aquellos en donde más votos cosecharon tanto Keiko como Ollanta (C, D y E) se ubican alrededor de éstos, en la periferia, casi cercándolos.

El temor de los limeños de antaño, aún pudientes, hasta cierto punto, no es infundado. De algún modo, significa que la gente que los rodea, migrantes e hijos de migrantes en gran parte, tiene aspiración. Aspira a tener un lugar mejor en la sociedad y a no ser considerado un ciudadano “de segunda clase”. Aspira a una vida mejor para ellos y sus hijos y, en muchos casos, a los beneficios de una modernidad que a ellos mismos (en sus lugares de origen, principalmente las serranías) les fue negada.

Así, hay en Lima dos Limas y éstas no se tratan nada bien, que si se cruzan en las calles, se miran pero no se ven. La Lima “high life” y la Lima “chola,” la Lima que lo tiene todo y la Lima que no tiene nada. Podría agregar quizas, en medio, a una tercera Lima, la clasemediera, entre una clase y otra, a la que el Estado parte el lomo para nutrir a las otras (la Lima en su mayoría de Toledo, que avizoró lo que podría venirle). Y ahí están todas, conviviendo, aunque apenas hojeándose, inventando mitos sobre una y renegando de tener que compartir el mismo territorio mientras hablan diferentes lenguajes (de ahí creo yo viene el éxito de series como Al fondo hay sitio, que recoje buena parte de todo esto y hasta fantasea con lo reconciliatorio).

Mis papás son migrantes. Llegaron a Lima desde Cajamarca y Pisco respectivamente a estudiar, lo lograron y ahora mi hermana y yo gozamos de muchas cosas que, en sus tiempos, ellos no tuvieron. Puedo renegar de muchas cosas de ellos, pero si algo les agradezco es su mentalidad eminentemente práctica y cierto sexto sentido para anticiparse tanto a las situaciones como a las personas. Sobretodo mi mamá, que es del tipo que toma muchos riesgos y hace lo que tiene que hacer sin quejarse, remilgos o ascos, aunque luego se le escapen unas cuantas lágrimas. A pesar de tener yo otro carácter, algo de eso creo que he heredado (me falta un ufff, pero hay algo). Y aunque no ando como quisiese, realmente mal no me va.

Historias como las mía, hay unas cuantas más, pero no son muchas. Lo cierto es que la mayoría de migrantes no la ha pasado realmente bien en estas décadas, siendo no solamente marginados por la “oficialidad” si no también privados de seguridad y servicios básicos, amontonados en zonas que no pisa ni el diablo. Cabe sospechar, renegando (con todo derecho) y envidiando. Sin duda, hay rencor. No sólo de la población inmediata a Lima, sino de todo el Perú. Lima, la hija mimada, la protegida, la rica, la creída, la orgullosa. Sí pues, Lima todo… y, para los otros, ¿cuándo? Apostaría que la fantasía de “tomar la ciudad” nunca ha dejado de estar presente.

Actualmente, sin embargo, hay otras formas además de la violenta de “tomar la ciudad” y éstas, sin duda, se manifiestan en los pocos espacios realmente democratizadoras que nos quedan, como lo son las elecciones. Elecciones en las cuales, mediante el voto, se expresa el contento o descontento con el estado actual de las cosas. Lamentablemente, aunque en una situación ideal el voto debiera ser un acto reflexivo para decidir, en conjunto, lo mejor para el país, la extrema polarización en la que vivimos no permite que eso pase. Por eso es que, cada 5 años, la pasamos de terror. Ello, aunado a la falta de educación e información de muchos sectores (que, esperanzados, desean creer en promesas políticas que jamás se cumplen en lugar de basarse en hechos reales) pues terminamos con resultados ahora tan desastrozos como una segunda vuelta con… Ollanta Humala y Keiko Fujimori, en ningún caso, las mejores opciones (Alan… quédate). Crisis, verdadera crisis de legitimidad, ciertamente.

Empieza a hacer cada vez más frío y supongo que, en más de un sentido, ha terminado el verano. Presiento que gane quien gane este 5 junio, hay muchas cosas que para esta Lima despreocupada e indiferente, van a cambiar. “¡Tiembla, Lima, tiembla!” (esto último, fue oído por mí al pasar, dirigiéndome a la casa de unos amigos ubicada por la Av. Aviación el domingo pasado, 15 minutos antes de escuchar el flash electoral…).

Anuncios

Written by MariCarmen

17 abril, 2011 a 16:20

Publicado en Sin categoría

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hey! se extrañan tus entradas tan lindas y documentadas.. aunque cuando se trata de política hace que me duela la cabeza..

    Mary Carmen

    20 mayo, 2011 at 14:29

  2. Hola tocaya querida!
    Ando en varias cosas últimamente… aparte q el FB me absorbe más. Mi blog anda algo abandonado, verdad? Ya le daré su segunda parte a este post. Había otros temas q tmbn últimamente andaban rondándome, así q en estos días me siento a escribir un poco, con más calma. Lo necesito. A ver si pongo en orden algo.

    Besos!
    MC

    p.d.: Soy yo o he visto una publicidad de Google ads en mi blog??? o_O

    MariCarmen

    20 mayo, 2011 at 14:37


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: