MI BLOG DE NOTAS

… me obligo a aceptar todos los párrafos porque se me han ocurrido!

Come, reza, ama…

with 5 comments

Hace unas dos o tres semanas, me compré, más que nada por impulso, tres libros que de pronto agradecí tener: El libro del desasosiego (Fernando Pessoa), Cerca del corazón salvaje (Clarice Lispector) y Comer, rezar, amar (Elizabeth Gilbert). En esos días me sentía particularmente triste y sola y, de pronto, tenía tres nuevos amigos acompañándome. 

A El libro del desasosiego le tenía especial interés… Descubrí a Pessoa hace poco a partir de unas geniales frases a las que llegué buscando los pensamientos de Lispector y, aprovechando la ruta de alrededor de 40 minutos que tengo de ida (y también de vuelta) al trabajo en combi, empecé a leer el libro…

La vida es un viaje experimental, hecho involuntariamente. Es un viaje del espíritu a través de la materia y, como es el espíritu quien viaja, es en él donde se vive… Lo que se ha sentido es lo que se ha vivido… Nunca se ha vivido tanto como cuando se ha pensado mucho. Sólo la idea alcanza, sin corromperse, el conocimiento de la realidad. Soy alguien para quien el mundo exterior es una realidad interior. Siento esto, no metafísicamente, sino con los sentidos usuales con que captamos la realidad”.

La verdad es que es un libro para el que hay que estar mentalmente fuerte y muy preparada, ya que es bastante triste y duro. Mucho mundo interior, mucho sentir interior, ¡realmente a toneladas! Comparto mucho de lo que ahí leo y me siento identificada con cada pensamiento (será por eso que al día siguiente de descubrir y leer varias de las citas de Pessoa, fue casi corriendo por el libro). Se trata de la aventura intelectual de toda una vida de Pessoa y una visión cruda y ¿por qué no decirlo? pesimista de la vida.

Comenté antes que hay que estar mentalmente fuerte para leer ese libro y, la verdad, aunque acompañada, me sentí exhausta llegando a la ochentava página. Sencillamente, no pude seguir. Sentía el dolor que exhudaban sus páginas y, aunque acompañada espiritualmente, me iba hundiendo con cada párrafo. Un día, a punto de llorar unas 10 cuadras antes de llegar a mi trabajo, paré la lectura. Decidí que no quería seguir leyendo ese libro. Al menos no por ahora.

Iba a coger el de Lispector, pero recordé que mucho de lo que esta autora llevaba en el corazón era más de lo mismo a lo que no quería enfrentarme. En pos de algo de cariño, voltée la mirada hacia Comer, rezar, amar (libro que casi no me compro de no ser porque los otros dos finalmente me salieron más baratos de lo que en un inicio pensé…).

Sé que tiene una película que hasta ahora no he visto y, aunque me han dateado que es mala, probablemente la vea de todos modos, siquiera para sacarme el clavo. A grandes rasgos, se trata del autobiográfico relato introspectivo de la periodista Elizabeth Gilbert viviendo en 3 países durante un año, con la finalidad de “curarse”. A sus 34 años sentía que había tomado varias decisiones equivocadas en su vida y, luego de un traumático divorcio, quería encontrar finalmente un poco de paz espiritual, así que viaja primero a Italia (simplemente a aprender a italiano porque el idioma siempre le ha gustado), luego a la India (a internarse en un ashram o lugar de meditación) y finalmente a Indonesia, intentando lograr por fin el ansiado equilibrio. Voy por los capítulos finales y no niego que sencillamente me ha entusiasmado.

Desde hace muchos años, ando buscando esa cosa que todos llaman “paz interior”. Dada la actitud más bien cínica, crítica y oportunista que casi siempre exhibo, supongo que hasta resulta difícil de creer pero en el fondo quiero algo más que conquistar el mundo (sólo que conquistar el mundo, ríanse si quieren, me parece comparativamente menos complicado que hallar la paz interior, por eso casi casi que lo superpongo). Pero no, realmente (y esto es una confesión) quiero las mismas cosas que Elizabeth logra en su viaje. Y esa misma actitud.

Empezando porque tengo una gran y seria dificultad para expresar sentimientos. Supongo que en un algún momento de vida me los presentaron como una cosa vulgar, tonta y exhibicionista. Además de dejarte absolutamente expuesta. La exposición no me gusta. Así, soy experta en hablar de todo sin decirte nada que me comprometa. Por eso quizás aprendí a escribir poemas. Gracioso, dicen que hay cosas de nuestra alma que se marcan en nuestro cuerpo, así, por ejemplo, en un afán de “cubrirme,” usualmente me siento más cómoda con mucha ropa que con poca… (incluso los días en que debo hacer cosas importantes me pongo más de la necesaria… ¿mecanismo de protección le dicen?). Y así tengo un ufff de manías. Varias personas me han dicho incluso que les parezco muy fría.

Y es que la lógica de todo esto es… si yo no me cuido, ¿¿¿quién lo va a hacer??? Ok, puedo estar exagerando ¡pero a veces el mundo (supongo que mi sociedad limeña sobre todo) me parece un lugar tan inhóspito! Y no es que haya pasado por grandes problemas en la vida. Evito el dolor como quien evita la peste, pero ello no ha evitado que, a pesar de todo, esté toda raspada… Estoy toda llena de miedo, infinito miedo. Pero quiero vivir. Necesito vivir y, claro está, aprender a hacerlo. Me salva que ésa sea hasta ahora mi necesidad más fuerte.

Volviendo al libro, eso del año sabático de la autora me impactó mucho. Quizás en estos momentos no esté yo misma en la posibilidad de hacer un viaje similar pero… ¿¿¿por qué no dentro de 2 o 3 años??? Gracioso que hace poco, incluso, hablase con Elvis y con mi jefa de lo mismo. Ambos me han dicho algo que ya venía meditando desde hace un tiempo… “Necesitas irte a vivir por lo menos un año a otro país… más te vale que sea pronto”.

Recordé lo enormemente feliz que fui ese mes en España y luego los 15 días siguientes mochileando… Pero aún así, estuve muy bien cuidada y pensando cosas diferente de las que estoy meditando ahora… Necesito una nueva experiencia, quizás un poco más dura. Y ese año obligado sola en algún lugar del mundo para terminar de conocerme y reconocerme…

Soluciona tus problemas ahora o los vas a tener que sufrir más adelante… la próxima vez que metas la pata. Y eso de volver a pasar por el mismo sufrimiento… es infernal. En cambio, salir de esa repetición incesante y pasar a un nuevo nivel de entendimiento, es celestial

… (curioso, acabo de coger el libro de Gilbert en busca de una cita para ilustrar estas reflexiones y esto es lo primero que me aparece…). No sé si exactamente un año ni exactamente a donde pero… tengo que arreglármelas para ver cómo termino de sanarme y reconstruirme. 

Quiero cambiar mi desasosiego por algo más de verdadero disfrute. Disfrutar de comer, de rezar (aclaro que si bien no soy religiosa sí en cambio me confieso muy espiritual) y claro, de amar… Salir un poco más de mí y el miedo terrible que me provoca todo aquello que se sitúa a más de 1 cm de mi cuerpo. Vivir con verdadera paz interior y sin aprehensiones. Es una corazonada, pero intuyo que algo de distancia puede ayudarme. Espero en unos meses darles más alcances al respecto.

Poco a poco MC, poco a poco…. 

Anuncios

Written by MariCarmen

19 febrero, 2012 a 17:16

Publicado en Sin categoría

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. MC (:
    No es que me pase lo mismo, pero si algo similar. Nunca fui propensa a creer que el cambio en las personas sea algo real. Para mi es algo netamente forzado y de manera temporal. Me refiero a que tengo la fuerte convicción de que las personas no cambian, sólo disimulan muy bien. Pero en éste último tiempo siento que nada me entusiasma, y de la misma manera, creo que estoy preparada para buscar un cambio. Si, también reconozco la capa protectora que me cubre. Y es que sencillamente me aparto de cualquier pensamiento que me genere conflictos. Cosa difícil, considerando que mi mente es mi mayor y peor enemiga. Por supuesto que parte de lo que siento se la debo a los casi 6 meses que llevo sabáticos. Gracias a Dios pronto empiezo nuevamente a cursar. Pero es como que al estar tanto tiempo sola, una llega a conocerse hasta los huesos, casi en simultaneo de lo que llega a conocer a los demás. Y a veces los desengaños, la realidad y la hipocresía de los que creías conocer, duele. Coincidencia, yo también tengo el frustrado sueño de cambiar el mundo. Pero está lleno de idiotas, y una maza de ellos equivale a millones de idiotas al cuadrado. Así que no creo tener las fuerza para preocuparme por tantos, teniendo yo mi vida tan desordenada. Creo que a todos nos pasa en algún momento de nuestras vidas. El que nada nos llene y querer apartarse de todo y de todos para forjarnos algo mejor.
    Me parece fantástico que pienses en hacer otro viaje, siempre se te noto entusiasmada con eso. Y a personas como nosotras, pocas cosas nos entusiasman. De todas maneras se te lee feliz con tu último trabajo, aparte de eso que me contaste sobre sacar tu libro. Tu presente es promisorio MC! Capaz que te haría bien despojarte de algunos prejuicios. O sea, fue raro leer que te gustaría enamorarte teniendo en cuenta que siempre decías no quererte atar a nadie. Ese es un prejuicio. Las parejas son un gran consuelo en las malas, felicidad en las buenas y comprensión siempre! (aunque aveces tediosos en exceso) Yo ahora mismo estoy bastante en caída. Justamente por eso de que nada me llena. Amaba mis momentos de soledad, más que nadie. Pero últimamente ni ella me reconforta. Aún así, esporadicamente me reconozco feliz.
    Te entiendo tanto MC,
    PD: tenemos que hablar! Pero siempre dejo el msn prendido y nunca estoy! Un día te encuentro y te digo “Hola” :P

    Besos y mucha mucha suerte (:

    Agus!

    21 febrero, 2012 at 0:12

  2. Hola Agus!!!
    Cualquier cosa, me suelo conectar plan de 10 u 11pm (hora Perú). Te diré q te recomiendo leer el libro que menciono, “Comer, rezar, amar,” una de las cosas que la prota te explica es precisamente lo que mencionas: la mente es nuestra peor enemiga y precisamente todas sus peripecias por diferentes lugares es tanto para airearse como para aprender a manejar su mente. Yo tngo la manía, por ejemplo, de pensar siempre en futuro y no disfrutar el momento… vivo tan ansiosa que pocas veces realmente me relajo para el hoy. Y no pues, en ese sentido, sí me gustaría estar en capacidad de sentir y vivir más…

    Ojo, dije amar, no enamoramiento. Entiende amar como algo más general: disfrutar, tenerle menos miedo a la gente, amar esas pequeñas y grandes cosas que hoy odio. En sencillo: tener un poco más de amor por el mundo… (q tantas veces me parece inhóspito).

    Seguimos en contacto, cuídate mucho!!! Pronto encontrarás tu camino. Y ojo: caminante, no hay camino, se hace camino al andar! Sigue tus instintos, da siempre lo mejor de ti y verás como las cosas se acomodan… así es a la larga. así es siempre!!!

    Besos,
    MC

    MariCarmen

    22 febrero, 2012 at 0:47

  3. Sabes que como no tengo tu blog en mi lista de blogspot olvido que existe, pero cuando me acuerdo, leo todo lo que me perdí y en parte así es más fácil ver la evolución de tus estados personales. Se ve que has logrado mucho y que ansías más, pero lo mejor de todo es que andas más dispuesta y hasta satisfecha. Eso es bueno. Es una lástima no poder conversar más seguido en persona.

    De Comer, Rezar y Amar, te cuento que vi la pela en el cine mientras estaba en BsAs y te digo que me cayó como anillo al dedo por la situación que pasaba en ese momento, me gustó mucho y me hizo interiorizar muchas cosas, seguro no es tan completa como el libro pero tal y como está no desmerece nada. No lee encuentro críticas negativas, excepto que las personas demasiado jóvenes con visiones superficiales no la entenderían.

    Eso de sanar y estar en paz conmigo misma antes de intentar estar en paz con el mundo me sirvió mucho, y de por si mi línea de vida siempre ha sido disfrutar del momento, de las cosas simples, de lo que llega a mi, eso ha sido reforzado con una sonrisa. Te deso lo mejor, besos.

    amaltea olenska

    27 julio, 2012 at 11:47

  4. estos libros tienen que tocarte en un punto de tu vida en que de verdad lo necesites y te llege eso es divino asi por leerlo no le servira a nadie

    johnny

    7 noviembre, 2014 at 19:00

  5. Totalmente: es el libro el que te elige, tú no a él :).

    MariCarmen

    12 noviembre, 2014 at 6:13


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: