MI BLOG DE NOTAS

… me obligo a aceptar todos los párrafos porque se me han ocurrido!

Adiós a la concubina

leave a comment »

Decidí que quería volver a irme del Perú un día a mediados de agosto del año pasado. Y esta vez por más tiempo. Vagamente, recuerdo, ese día, haber estado particularmente triste, el corazón roto, la cabeza revuelta y sintiendo que aquí ya no había algo más que la vida pudiera ofrecerme. De pronto, vi en mi bandeja ese mail hablando de cierto programa de voluntariado en UK. Dudé, pero no lo pensé 2 veces. Pagué el fee que me daba derecho a participar en la convocatoria y, casi 7 meses después, luego de varias comunicaciones y trámites de por medio, aquí me tienen, con un pie en Londres. Parto hoy, en unas horas.

Me estoy despidiendo de Lima. He salido mucho a caminar por sus escasos parques y demasiadas avenidas en las últimas semanas. A pesar de que mis sentimientos hacia mi propia ciudad, mi propio país, son encontrados, me encuentro fotografiando todo con los ojos, intentando retener mis rincones favoritos entre mis recuerdos. Aquella cafetería, aquel parque, aquella tienda, aquella calle… Es extraño. Aún no me he ido y  ciertas cosas ya me duelen. Quizás sea porque ya no me siento la niña entusiasmada de antes o porque esta vez me voy por más tiempo.

Ahora me pregunto si en relación a Lima, en cierta forma, quizás he desarrollado alguna rara versión del famoso “síndrome de Estocolmo” (aquella reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro, o una persona retenida contra su voluntad, denota una relación de complicidad, y de un fuerte vínculo afectivo con quien la ha secuestrado) en donde me está costando separarme de mi “terrible” captora. Si he de ser sincera, nunca he sentido a mi propio país como un espacio para mí. Al menos a Lima, la siento como una sociedad bastante violenta, poco reflexiva, continuamente trasgresora y con gran tendencia a la crítica, con pocos espacios para las sensibilidades… Sé (o quiero buscar, cuando menos comprobar) que hay algo mejor. Sin embargo, con todo (y contra todo) ¡ha sido por tanto tiempo mi hogar! Mi familia y amigos están aquí y, buena parte de quien soy, también.

Dicen que viajando se fortalece el corazón… andar por nuevos caminos te hace olvidar el anterior (Litto Nebbia).

A diferencia de aquella vez en que me fui a España, en esta ocasión me quedaré en Londres alrededor de 1 año, con un salario mínimo para mantenerme, hablando un idioma que hace siglos no practico y (esto es clave) viendo enteramente por mí misma y (espero) aprovechar de vivir nuevas aventuras. No obstante y, a diferencia de mi anterior viaje, parto sin una ilusión particular, esperando que la vida me siga sorprendiendo.

Y mi corazón, aunque más melancólico que de costumbre en estos días, está tranquilo.

Un beso,

MC

Anuncios

Written by MariCarmen

26 mayo, 2014 a 12:51

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: